Etiquetas

domingo, 18 de septiembre de 2016

Capítulo 41: Balance

El balance de la batalla fue malo para ambos bandos, como para Pax Universalis como para el Grupo 7. Ambos habían perdido hombres, habían perdido amigos.

Pax Universalis había perdido a cinco miembros de los Doce Guerreros, Simón y Wei por muerte y Selphie, Heia y Lar por traición. A esto había que sumarle la caída de uno de sus Generales, Máximo.

Pax Universalis estaba obligado a reestructurarse rápidamente ante la Batalla del Abismo que tendría lugar en poco tiempo en la Entrada del Abismo. Por lo que decidieron ascender a los aprendices de los oficiales fallecidos ya que tenían suficiente poder como para ser miembro de los Doce Guerreros. Así, Naryam se convirtió en una de los Doce Guerreros, la danzarina del viento.


Xavier también logró ser un oficial por la renuncia de Selphie, siendo este Xavier, la sombra.

Quedaron tres plazas libres para ser miembro de los Doce Guerreros, pero se decidió no ocuparlas en ese momento. Se buscarían sustitutos una vez la batalla finalizara.

Lo mismo ocurrió con la plaza libre como tercer general, la cual quedó libre. Dos generales y nueve Guerreros con sus aprendices.

Los generales y el líder, Hesoda, contaron al resto de miembros el plan que habían ocultado tanto tiempo y lo ocurrido en la Batalla del Castillo y cuál sería el siguiente pasó, la Batalla del Abismo contra los rebeldes en la Entrada del Abismo.

Demi rápidamente se acostumbró al ritmo de Pax Universalis, se mostraba de una forma nunca imaginada siendo cruel. Actuaba como su oficial Saix.

Cintia lo miraba siempre con recelo. Ya entendía el por qué le había perdonado la vida anteriormente pero aun así nunca le perdonaría como le habían dejado en ridículo. Aunque se dio cuenta de que no era rival para Demi. Siempre había estado ocultando poder, estaba a un nivel superior a ella.

Naryam estaba bastante triste. Había conseguido aquello que había perseguido los últimos meses, ser uno de los Doce Guerreros, pero tendría que enfrentarse a sus amigos de nuevo pronto. Ella estaba decidida a darlo todo por Pax Universalis, y estaba decidida a enfrentarse a quien sea, pero seguían siendo sus amigos, su prima…

Guido aún no había visto a sus amigos, pero sabía que pronto los vería, y lucharían los unos contra los otros. No quería luchar contra ellos, pero Pax Universalis era algo superior a ellos y el enfrentamiento seria para algo bueno según él.

Blade sabía que se tenía que enfrentarse a su amigo y rival Luis y era algo que le emocionaba. Quería demostrar que era más fuerte que él, siempre que se enfrentaba con Luis experimentaba esa sensación. Blade no miraba a Luis como enemigo o amigo, sino como rival en todo. Ganara quien ganara, el otro le dejaría vivo, se tenían la suficiente estima como para no matar al otro.

Xavier solo pensaba en Selphie. No iba a permitir que otro se enfrentase a ella. Si alguien tenía que acabar con Selphie sería él. Pero su mente era un lío. No sabía lo que sentía ya. Por un lado la amaba aun pero por otro ella le había traicionado. Sentimientos contradictorios se enfrentaban en su cabeza.

A los pocos días de la Batalla del Castillo y tras haber curado a los heridos, Pax Universalis se trasladó por completo a la Entrada del Abismo donde se asentaron y se prepararon para la Batalla del Abismo.

El Grupo 7 había vuelto a la base de los rebeldes, el Gran Verde. Cada uno de los miembros tenía sus propios pensamientos sobre lo ocurrido en la Batalla del Castillo y sobre lo que vendrá en la Batalla del Abismo.

Liam y Alice no habían tenido problemas en su misión de ayudar a los habitantes de Lugar Rencuentro, mundo que ya estaba liberado y donde podrían hacer vida normal como la anterior de que llegara Pax Universalis. La traición de Demi les había dolido, pero estaban listo para la batalla final, la Batalla del Abismo.

Cid y Kane dejaron bien claro que contaran con la NIAD para el enfrentamiento que quedaba y de lo único que se arrepienten es de no haberse dado cuenta antes de que Demi era un espía de Pax Universalis.

Cuando el Profesor Thomas Tesla se enteró de lo ocurrido, comprendió el por qué Pax Universalis lo buscaba, él sabía todo aquello sobre el Soul Graveyard y podía haber sido de utilidad. Pero él sabía algo más. El Profesor se dio cuenta de que era la hora de contarles todo a los chicos sobre la verdadera amenaza de AllSoul y de que algo no le habían dicho. Hesoda se saltó una parte que tenían que saber. Por otra parte, la traición de Demi le dolió mucho pues le consideraba como un hijo, y solo se le acercó para espiarle.

Luna era una chica tímida y que siempre era una sospechosa. Ella sabía que cuando se enteraron de que había un espía todos pensaron que era ella, pero eso le dio igual. Era normal que pensasen en ella, era la que menos se había dejado conocer. Sin embargo ella consideraba al Grupo 7 como sus amigos, como los únicos amigos que había tenido, y tenía claro que lucharía por ellos hasta que ella muriese.

Sue y Selene estaban muy tristes por la traición de Demi, parecía que era mentira. Todos los ratos que habían pasado juntos eran mentira. Todo era mentira. Demi era un espía… Sue y Selene decidieron acabar con Demi, por haber sido engañadas de tal modo, por Lily, por todo el mundo.

Aura y Michelle tenían claro que tenían que acabar con Pax Universalis, y estaban preparadas para enfrentarles, incluido a Naryam, Guido y Xavier. Ya no eran amigos, sino enemigos en el campo de batalla.

Heia estaba lista para la batalla y para destruir a Pax Universalis y así contrarrestar los años que había pasado con ellos.

Selphie tenía claro que había hecho bien. Lo único que le atormentaba era la batalla que tendría con Xavier. Ella no quería luchar contra él, pero sabía que Xavier no entraría en razón, la única manera de que no se interpusiese en el camino de destruir Pax Universalis era dejarlo fuera de combate.

Noelia estaba decidida a acabar con Pax Universalis y estaba confiada por los refuerzos que habían conseguido. Acabar con Pax Universalis por destruir la Tierra, por Leo y Emily a quienes siempre echará de menos y siempre estarán en su corazón. La única duda que rondaba su cabeza era de si debía abrir junto a Luis la puerta hacia el Soul Graveyard o no. Era la mayor decisión que Noelia había tenido en su vida. Por un lado era recuperar la Tierra y liberar a AllSoul, ser de increíble poder que daría la victoria a Pax Universalis en la guerra. Por el otro lado era el de no abrir la puerta y no poder volver a la Tierra y no volver a ver a su familia.

Luis tenía un caos en su cabeza. Su conciencia aún era incapaz de superar todas las acciones crueles que había hecho por Pax Universalis, cosas que le atormentaría por las noches. No estaba seguro si se merecía estar allí. Según Luis, él mismo se merecía estar en un sitio apartado, una cárcel o  incluso estar muerto. A esto había que sumarle las dudas de abrir o no la puerta hacia Soul Graveyard. Solo se preguntaba una y otra vez el qué debía hacer.

La Batalla del Abismo se acercaba, y con ella un cambio del transcurso de la historia. Pero antes, el Grupo 7 tenía que dar la cara ante los rebeldes por haber desobedecido órdenes claras y directas.