Etiquetas

miércoles, 8 de junio de 2016

Capítulo 12: La Chica Rayo

Comenzó una batalla uno contra uno. Noelia vs Cintia.

Noelia no paraba de atacar, pero todos sus ataques eran o esquivados o bloqueados. Tras dos minutos donde apenas había logrado rozar a Cintia, ésta empezó su contraataque, con un espadazo potente que Noe consiguió repeler con dificultad. Después Cintia dio otro movimiento que Noe fue incapaz de ver, recibiendo una patada y volando Noe unos diez metros.

Cintia fue a por ella pero entonces entraron en acción Emily y Demi que se habían quedado a la retaguardia. Bloquearon entre los dos el ataque de Cintia y contraatacaron sin mucho éxito. Cintia dio un gran salto hacia atrás separándose de ellos.

Noelia se incorporó y comenzó una batalla tres contra uno.

A pesar de la agilidad de Cintia, esquivar los ataques de Demi y Noelia en uno contra uno y las flechas de Emily de lejos le costaba. Recibió varios golpes sin que ella pudiera contraatacar. Consiguieron arrinconarla, la batalla parecía ganada, sin embargo, un rayo gigante cayó sobre Cintia provocando una retirada de Noe y los demás. Cuando se disipó el rayo se vio a Cintia perfectamente, incluso con más poder que antes. La electricidad era su elemento.

-Me habéis cabreado- decía Cintia mientras iba lanzando rayos a los callejones por donde podían huir y evitar que se fueran.- Ahora es vuestro fin- seguía diciendo con ojos blancos y con mini rayos a su alrededor.- Y empezare por ti, la chica que se abalanzó a por mí sin pensarlo muy bien- dijo mientras señalaba a Noelia, y con la misma mano con la que señalaba, invocó un rayo.

No tenían donde escapar, los tres encerrados. Acabaría con los tres de uno en uno. Lanzó el primer rayo. Se acercaba a gran velocidad. Noelia cerró los ojos. Nada. No sintió nada. Cuando los abrió vio a Demi delante de ella. Él había bloqueado el rayo. Demi se derrumbó contra el suelo. Cintia se rió del estúpido sacrificio de Demi.

Noelia se agachó a por Demi. Estaba muy confusa, mil pensamientos pasaron por su cabeza pero uno predominaba: ira. Cogió a Demi con sus manos y vio que respiraba, aunque a duras penas.

-Quédate tú con Demi- le dijo a Emily que estaba en estado de shock y quien hizo caso a Noelia sin decir nada.

Cintia preparó otro rayo. Noelia se levantó. Cintia se reía. Noelia cogió su espada. Cintia lanzó el segundo rayo. Noelia corrió hacia él. Cintia dejó de reír. Noelia hizo desaparecer el rayo con un espadazo hacia él con todo su poder.

En tres movimientos, Noelia dejó en el suelo a Cintia colocándole su espada en el cuello.

-Vuelve a invocar un rayo y te corto el cuello.

Cintia estaba bien sin apenas heridas pero esos movimientos… fueron totalmente imprevisibles… Noelia tiene un poder mayor del que ella piensa. Cintia había sido vencida porque cualquier cosa que hiciese acabaría con la espada de Noelia en su cuello. Había sido humillada.

En ese momento, por un callejón que estaba bloqueado por ruinas de edificios, hubo una explosión provocando que todos los restos de la ciudad salieran volando. A continuación, por ese mismo callejón. Aparecieron dos chicas corriendo, con muchas heridas en su cuerpo. Costaba creer que pudiesen correr en ese estado. Las chicas llevaban la vestimenta de Pax Universalis.

Detrás de ellas estaban Lily y Leo que las perseguían con alguna herida pero nada grave a simple vista. Y por detrás de ellos las gemelas con las mismas pintas que Lily y Leo. Emily dejó a Demi en el suelo y bloqueó el paso a las dos chicas de Pax Universalis. Estas dos, en su estado, no tuvieron otra cosa que hacer que parar y rendirse.

Lily y Leo llegaron a donde estaba Emily, quien estaba feliz por ver a Leo a salvo. Aunque rápidamente volvió a la realidad. Lily buscaba a Demi con la mirada y lo vio. En el suelo. Luchando por respirar. Lily fue corriendo hacia él mientras soltaba una lágrima por él. Aun vivía, había posibilidades de que sobreviviera, aunque él estaba inconsciente…

Llegaron las gemelas a donde estaba Demi y empezaron a hacer su magia cura aunque tenían que llevárselo, su magia no sería suficiente.

Una fuerza cuya procedencia era desconocida hizo que Noelia saliese volando dejando libre a Cintia. Noelia observó la plaza para ver de dónde venía. Por fin lo encontró, era un portal oscuro, del que salió una chica con pelo negro y ojos amarillos.

-¿Para esto te enseño mi magia Cintia? Para ser humillada ante alguien que aun está aprendiendo utilizar su poder- dijo la misteriosa chica.

-Lo siento Larxene, pero déjame a mí a la chica, quiero acabar con ella personalmente- contestó Cintia.

-No voy a permitir una nueva derrota,- dijo Larxene.- Somos los únicos miembros de Pax Universalis, Corelia e Iris necesitan cuidados, ellos son seis. Tenemos la de perder. Solo podemos huir a por refuerzos.

-Eres una de los Doce Guerreros, no tienen ninguna posibilidad contra ti- contestó Cintia.

-Tú no has visto entonces lo mismo que yo, como una chica que aún está aprendiendo fue capaz de bloquear a una gran aprendiz sin rasguños. Su poder es desconocido. Nos vamos.

A continuación, Larxene desapareció, y cuando nos dimos cuenta, las dos chicas malheridas de Pax Universalis también. A los dos segundos, Larxene volvía a estar enfrente del portal, con una chica a cada hombro. Las había cogido a la velocidad de un rayo. 

La chica rayo de los Doce Guerreros había sido presentada: Larxene.

Se metió en el portal y despareció junto con él. Detrás de Cintia apareció otro, y antes de irse ella también, le dijo a Noelia:

-Ya nos volveremos a ver…