Etiquetas

domingo, 19 de junio de 2016

Capítulo 15: Batalla Perdída

Noelia, Emily y Leo se dirigieron por la derecha hasta llegar a la plaza de la fuente, lugar donde lucharon hace cuatro días. Pero con una diferencia, aquel día había tres miembros de Pax Universalis.

Un chico pelirrojo con mucho pelo y de punta con ojos grises que portaba dos espadas negras con detalles en rojo. Este chico les recordaba a alguien pero no estaban seguro, tenía los mismos ojos que Brian, un amigo que tenían en la Tierra antes de ser destruida, y el color del pelo también era el mismo, pero de actitud era totalmente diferente, Brian era tranquilo y no buscaba la pelea mientras que este tenía una actitud retadora y unos ojos que desprendían ira. No podía ser él.

Una chica de pelo azul celeste y dos mechones blancos, uno a cada lado, que acompañaban a unos ojos azules claros. Portaba una lanza con punta en ambos extremos, de color celeste al igual que su pelo con detalles en blanco.


El tercer chico llamaba bastante la atención, su simple presencia alteraba el paisaje. Mucho poder circulaba a su alrededor. Pelo rubio casi dorado, ojos azules, pero que mostraban una mirada desafiante que intimidaría a cualquier ser. Este portaba dos espadas. Una blanca con zafiros incrustados en ella; otra negra con esmeraldas. Las dos espadas representaban la luz y la oscuridad.

Al llegar Noe y los demás allí y ver a los tres miembros de Pax Universalis ya armados supusieron que los estaban esperando.

-Con que vosotros sois quienes habéis supuesto un problema, ¿no?- dijo el chico pelirrojo.- No os queremos hacer daño, rendiros o morid, tenéis sesenta segundos para tomar la decisión. Tic tac tic tac.

-Cállate Xavier- le dijo la chica del pelo azul.- Te recuerdo que eres mi aprendiz, Lar y yo somos quienes mandamos en este grupo.

-Seré tu aprendiz, pero soy más fuerte que algunos de los Doce Guerreros- le contestó Xavier a la chica.

-Pero sigues siendo más débil que nosotros dos- volvió a intervenir la chica.- En cuanto a vosotros- dijo ahora dirigiéndose a Noe, Emily y Leo- Nos habéis jodido los planes, este mundo tendría que ser ya nuestro, pero vamos a ser bueno. Habéis demostrado que sois lo suficientemente fuerte como ser parte de Pax Universalis.

-Nunca- contestó decididamente Noelia.

-¿Estas segura? Es mejor tenernos como amigo que como enemigo, y puede que esta sea la única ocasión para salvarlos- les dijo la chica mientras que Lar se mantenía callado y serio mirando fijamente a Noelia.

-Si- dijo esta vez Leo, quien estaba de igualmente de decidido que Noelia.

Tras esto, la chica sonrió y dijo:

-Pues te tocará enfrentarte contra una de las doce guerrera: Selphie el destello, y su aprendiz Xavier.

-No te olvides de mí- dijo por fin el misterioso chico rubio.- Uno de los más fuertes de los doce guerreros: Lar, la luz en la oscuridad- dijo mientras los miembros de Pax Universalis se ponían en posición de ataque al igual que hicieron Noe, Leo y Emily. Antes de comenzar la batalla, Lar dijo mirando a Noelia- Yo me ocupo de la chica de la espada dorada.

Y comenzó la batalla.

Xavier fue a por Emily. Xavier atacó de una forma muy seguida a Emily quien solo podía protegerse. En cualquier momento le daría uno de esos golpes.

Selphie se encargó de Leo, quien intentaba hacerle frente sin éxito.

Lar poco a poco iba arrinconando a Noelia. Noelia conseguía dar algún golpe aunque siempre era parado por una de las dos espadas.

Era clara la desventaja, en cualquier momento les empezarían a dar golpes y sería inevitable. Pero ese momento tardó en llegar. Noelia en una ocasión consiguió dar un espadazo que bloqueo Lar con sus dos espadas quedándose las caras de los dos enfrente la una de la otra separada por unos pocos centímetros.

-¡Ríndete! Puedes intentar huir, es la única opción vuestra para sobrevivir- le dijo Lar a Noelia.

-Rendirse no está en mi vocabulario- le contestó Noelia.

-¡Lar! No reprimas tu fuerza, no nos podemos confiar- le dijo Selphie, quien vio ese choque de espada entre Noe y Lar.

Lar le contestó a Selphie con un bufido y continuo la batalla.

Emily fue arrinconada en una esquina y rápidamente fue tumbada en el suelo sin apenas recibir ataques. Había sido atrapada por Xavier.

Leo aguantaba a duras penas pero era cuestión de tiempo de que cayese también.

Noelia aguantaba algo mejor pero las posibilidades de ganar eran pocas. Lar era un rival muy poderoso que claramente no estaba dando todo su potencial.

En medio de la batalla, Emily salió corriendo hacia el centro de la plaza donde una nave había aparecido y se subió a ella. Detrás de ella estaba Xavier quien luchaba con un desconocido, sea quien sea, era quien había liberado a Emily. Otras dos personas también habían aparecido y estaban ayudando a Leo. Xavier y Selphie se unieron para luchar contra los tres desconocidos y contra Leo.

Al poco, la batalla sufrió otra interrupción. Los ciudadanos que luchaban contra los soldados y los shadows habían llegado a la plaza al seguir a la nave. ¿Querrían huir en la nave? No cabrían todos, era muy pequeña, si cabían doce personas muchas eran.

Sin embargo hicieron algo inesperado por todos, se pusieron entre los miembros de Pax Universalis y los que luchaban contra ellos dejando un camino directo hacia la nave. Un hombre que estaba cerca de Noelia… el padre del niño quien le escribió aquella carta le dijo:

-Huid vosotros, sois aquellos que podéis salvarnos, volveros más fuertes, conseguid refuerzos y volved; volved y liberad este mundo.

Tras esto, los ciudadanos empezaron una lucha que sabían que iban a perder. Noelia lo tuvo claro, ese sacrificio no sería en vano, volvería y rescataría a ese mundo.

Salió corriendo hacia la nave al igual que Leo y los tres desconocidos. Una vez en la puerta, alguien más llegó a la batalla. Una persona que sólo con su presencia paró la batalla y dejaron de luchar. Uniforme de Pax Universalis, pelo plateado y corto de punta con ojos grises. Detrás de él estaban Simón y Cintia.

-Uno de los tres generales- dijo Xavier.- SilverFox, el guerrero invencible.

SilverFox hizo el amago de empezar a hablar provocando que todo ruido que quedaba desapareciese. Una vez en silencio comenzó a hablar:

-Nos habéis vencido una ve; habéis derrotado a uno de los doce guerreros; habéis hecho que un mundo fácil de conquistar en algo difícil y encima rechazáis nuestra invitación de unirse a nosotros. Tenéis mi admiración pero habéis escrito vuestra condena. No voy a luchar ahora; aprovechad y huid, pero no podréis esconderos. Tarde o temprano, Pax Universalis conseguirá unir todos los mundos y así conseguir la paz universal.

Tras esto la batalla se reanudo, pero con la diferencia de que Simón y Cintia se unieron a la batalla. Los civiles empezaron caer a un ritmo alarmantemente alto. En la nave estaba asomada Emily diciendo que subiésemos ya, también se veían a Demi y las gemelas muy moribundas junto al profesor y otras personas. Los tres desconocidos se subieron. Noelia se subió pero se quedó al borde esperando a Leo. Emily a su lado gritaba a Leo que se subiese.

-Chicas, lo siento, pero… me quedo. Es muy probable que si os dejan ir sea para que luego os sigan y llegar a la base de los rebeldes. Impediré que os sigan- dijo Leo de espaldas a la nave, decidido en lo que iba a hacer. Giró la cabeza y dijo antes de salir corriendo contra los miembros de Pax Universalis.- Emily… siento haber fallado mi promesa y no tomar contigo ese helado.

Emlily gritó y quiso bajar pero Noelia se lo impidió. La nave fue ganando altura y se fue.

Lugar Rencuentro había sido tomado por Pax Universalis.