Etiquetas

domingo, 10 de julio de 2016

Capítulo 21: La Quinta Noche

La quinta noche desde que se formó el Grupo 7. En la azotea de los apartamentos de Noelia. Se dirigió con la espada en mano hacia aquel chico, quien no hacia ningún movimiento para esquivar el golpe y sonreía a Noelia.

Noelia soltó la espada cuando apenas estaba a un metro del misterioso chico y le abrazó con toda sus fuerzas mientras lágrimas brotaban de sus ojos.

-¿Eres tú de verdad?- preguntó Noelia.

-Si lo soy- contestó Luis alegre tras el encuentro.

El abrazo duró varios minutos. Ninguno de los dos se quería soltar del otro. Esas más de quince semanas que habían pasado separados sirvió para que ambos chicos se diesen cuenta de sus sentimientos. El hecho de estar separado el uno del otro despertó en ellos la chispa del amor.

Tras varios minutos se separaron. Se sentaron en el filo del edificio dejando a sus pies la nada, pues el suelo se encontraba bastante abajo.

Ninguno de los dos habló. Solo disfrutaron del momento.

-Noelia, me he enterado de que te has unido al ejército rebelde- rompió Luis el silencio con esa frase.

-Si, estoy dispuesta en hacer frente a Pax Universalis y quizás poder recuperar los mundos destruidos. ¿Cómo te enteraste de que me uní?

-Hay un Bar cerca de la Base, el Bar Ocaso, por ahí se pasa todo tipo de información.

-Si conoces ese bar quiere decir que conoces la zona. ¿Es aquí donde acabaste después de lo ocurrido?

-No, y la verdad es que prefiero no hablar de donde estuve.

-Creía que no había secretos entre nosotros.

-No es un secreto, simplemente aun no es el momento para hablar de eso, no me apetece. Han sido quince semanas duras.

-¿Has estado luchando contra Pax Universalis o qué?

-No he luchado contra nadie- dijo Luis mientras se ponía de pie y miraba al horizonte.- Solo he hecho una cosa durante todo este tiempo, y es lo mismo que voy  seguir haciendo. Es lo único por lo que vale la pena luchar- Luis se dio la vuelta alejándose unos metros de Noelia. Los dos estaban de espalda sin mirarse.

-¿El qué?- preguntó Noelia con curiosidad y preocupación.

-Protegerte. Es todo lo que he estado haciendo.

Noelia se giró bruscamente observando la espalda de Luis.

-No mientas. Si de verdad querías protegerme tenías que haber estado conmigo. Tenías que haber luchado conmigo. Tenías que haberme abrazado en los momentos tristes que he pasado. Tenías que haber estado detrás de mí animándome. Es fácil decir yo te protejo y estar a kilómetros de mí.

-Noelia…- dijo Luis con lágrimas en sus ojos, aunque Noelia no lo noto pues no le vio la cara.- No todo es tan fácil. He hecho cosas de las que me arrepiento… pero eso ya lo he dejado atrás. En este mundo estas segura. Por favor, no te unas a la lucha, solo conseguirás frustración por no salvar los mundos, tristeza por la muerte de tus compañeros y tu propia muerte.

-Te he estado echando de menos todo este tiempo, pero ahora ya no quiero verte. Como puedes decir eso. Esos tipos son la causa de la destrucción de nuestro mundo, andan conquistando todo lo que ven. Como puedes tener el valor de decir eso.

-Lo digo por ti. Es por lo único que me preocupo. Quédate aquí, mientras, yo me encargó de Pax Universalis, te prometo que tiene sus días están contados.

-Pues deja de preocuparte por mi si no estás conmigo. Pienso luchar y si hace falta morir en el intento.

Silencio, fue lo que quedo. Ninguno quiso hablar más. Luis hizo un gesto con la mano de despedida y se fue mediante un portal oscuro que él mismo abrió.

Mientras, al otro lado de la puerta de la azotea, una persona escuchó toda la conversación, aunque esa persona no sabía quién era la otra persona que acompañaba a Noelia. Esta persona se fue en cuanto se dio cuenta Noelia pronuncio esas últimas palabras.

Noelia estuvo toda la noche dándole vueltas a aquella conversación. Lo primero decidió no contar nada de lo ocurrido a nadie. Después empezó a pensar… Luis dijo lo que dijo con buena intención, solo se preocupaba por ella… pero no podía decir que la protegía, porque a distancia no se puede proteger nada, y el hecho de que no quisiese que luchase le mataba. Noelia no podía estar quieta pensando que Pax Universalis iba a conquistar todo.

Aun así… Noelia se dio cuenta de que fue demasiado borde… y ahora, ella le volvía a echar de menos…

Y si no se volvían a ver… y si uno de los dos moría antes de que se reencontrasen… su último encuentro podía haber sido una discusión. Noelia se culpó una y otra vez por esto.

Pero aun así, había muchas dudas de este encuentro con Luis. ¿Por qué no quería decir donde había acabado tras la destrucción de la Tierra? ¿Por qué conocía tan bien el Gran Verde si no había estado nunca? ¿Qué ha estado haciendo para poder decir que había estado protegiendo a Noelia? ¿Cómo había aprendido a utilizar el Pasaje Oscuro que utilizaban los miembros de Pax Universalis? ¿Por qué tanto secretismo?

Noelia apenas durmió aquella noche dándole vueltas al asunto y siguió pensando en ese tema los días siguientes.

Pasaron siete noches desde ese encuentro, y al octavo día, el Grupo 7 se reunió al completo en la sala de reuniones que se encontraba en el bungaló 7, incluyendo a Sue y Selene, quienes habían recibido el alta, aunque ellas aun no estaban aptas para entrar en combate.

Una vez todos presentes y sentados en la mesa, el Profesor comenzó a hablar.

-Tras haber pasado apenas dos semanas desde la fundación de este grupo, hemos recibido nuestra primera misión.

>Hace unas semanas venimos notando una extraña energía proveniente de un mundo de la luz llamado Krinon, un mundo helado. Recientemente hemos conseguido descubrir el origen de esta extraña energía, y proviene del Coneracto, un artefacto legendario que escondieron los dioses del pasado. Según la leyenda, este objeto es clave para abrir la puerta del fin del mundo. Creemos que el Coneracto puede ser utilizado para el supuesto plan de Pax Universalis, ya que este objeto puede ser la llave para abrir cualquier puerta sagrada, aunque necesitaría de más artefactos y no solo del Coneracto.

>Vuestra misión es clara, ir y conseguir el Coneracto antes que Pax Universalis. Aún no sabemos si ellos lo han localizado, pero si no lo han hecho ya, estarán cerca. Es por eso que hay que actuar lo antes posible y mañana saldréis rumbo a Krinon. Iréis todos a excepción Emily que me ayudará aquí en la base y de las gemelas que aún no están listas para volver al campo de batalla. Es vuestra oportunidad de demostrar el resultado de vuestro entrenamiento. Mucha suerte.


La primera misión del Grupo 7 ya estaba en marcha.