Etiquetas

domingo, 31 de julio de 2016

Capítulo 27: La Trampa (I)

El Grupo 7 llegó al Gran Verde. Una vez llegaron, un grupo de médicos atendieron las heridas que se habían hecho en la batalla contra Pax Universalis. No eran muy graves y estarían recuperados en pocos días.

La herida más grave la llevaban por dentro. La muerte de Petta…

Noelia empezó a temer bastante a Pax Universalis, siempre que se habían encontrado, siempre había habido alguna muerte.

Eran insectos en sus manos, su poder era ridículo en comparación al de ellos.

Demi se encargó de guardar el Coneracto hasta el día siguiente, día en el que se reunieron las mismas personas que se reunieron días atrás para formar el Grupo 7. Todos menos Petta.


Una vez comenzó la reunión, Demi entregó el Coneracto a Grandor y este comenzó a hablar:

-Muy bien, enhorabuena por la misión. Ha sido un éxito a pesar del inconveniente de Pax Universalis. Con el Coneracto en nuestras manos frenamos los planes de Pax Universalis. Ahora hay que ver qué movimiento hacen para volver a frustrar sus planes. Muy bien chicos, tomaros unos dos días de descanso.

-Cómo eres capaz de decir que ha sido un éxito cuando a muerto un miembro del grupo- dijo Noelia indignada por insinuar el éxito en una misión donde una persona había fallecido.

-Estamos en una guerra, es normal que muera gente. Os habéis enfrentado a un general de Pax Universalis y a cuatro de los Doce Guerreros y habéis sobrevivido casi todos. Para mí eso más que un éxito es un milagro- dijo Grandor.

-Entiendo lo que dices, pero supuestamente no nos íbamos a enfrentar a ellos, no iban a haber bajas- dijo esta vez Demi.

-Sé que es difícil ver morir a un compañero y amigo, pero las cosas en la guerra son así. Si creéis que esto es un juego donde nadie muere estáis muy equivocados- dijo Grandor.- Ahora id a descansar y en dos días retomareis vuestro trabajo y entrenamiento.

El Grupo 7 al completo se levantó con enfado en sus caras por el comportamiento de Grandor y se dirigió a la puerta. Justo antes de salir por la puerta, Luna dijo lo que todos pensaban:

-Grandor no piensa en las vidas humanas, solo piensa en ganar la guerra.

Tras la reunión cada miembro del Grupo 7 fue a su respectiva casa.

Noelia pasó enfrente del Bar Ocaso y pensó en Luis y la conversación que tuvieron hace unos días…

Llegó a su apartamento y se dedicó a estar tumbada en la cama y pensar. Pensar en todo. Su mente era un lío.

Se hizo de noche y ella era incapaz de dormir. Un ruido en la ventana comenzó a sonar. Era como si lanzasen piedras contra su ventana. Noelia se preguntó que podía ser, y una locura se le pasó por la cabeza. Y si era…

Se levantó de la cama y se fue a la azotea de su apartamento. En efecto, su locura era lo que de verdad pasaba. Era Luis.

Como hace unos días, ambos se abrazaron durante un largo tiempo.

Noelia llorando y con un hilo de voz dijo:

-Lo siento… siento haberte hablado así hace unos días.

-Tranquila no pasa nada- dijo Luis, quien se separó bruscamente de Noelia.

Luis estaba evitando por todos los medios mirar a los ojos a Noelia y mantenía la mirada baja.

-No iba a volver aquí pero me he enterado de algo que tengo que decirte- dijo Luis.- Pase lo que pase, prométeme que no vas a ir detrás de Pax Universalis.

-¿Por qué vuelves a sacar ese tema? Ya te dije que lucharé contra aquellos que destruyeron la Tierra. Si hablamos de esto volveremos a discutir y no quiero acabar la conversación como acabo el otro día.

-No se trata de eso- dijo Luis.- Te van a tender una trampa para atraparte. Ya debes saber que Pax Universalis te quieren tener para poder cumplir su plan. ¿Por qué te quieren? No lo sé. ¿Cuál es su plan? Tampoco lo sé. Lo único que sé es que van a hacer que vayas a un sitio que estará repleto de miembros de Pax Universalis y no tendrás ocasión de escapar.

Se hizo un silencio donde Noelia pensó en lo que dijo Luis.

-Si no quieres que caiga en la trampa quédate conmigo para protegerme y hacer que no caiga en ella- dijo Noelia.

Luis le dio la espalda a Noelia y dijo:

-No me puedo quedar aquí. Aún tengo cosas que hacer. Por favor, no caigas en la trampa.

Tras esto Luis desapareció por un portal oscuro dejando a Noelia en un mar lleno de dudas.

Pasaron los días de forma normal. Entrenar y poco más. No tuvieron más misiones desde la misión de Krinon y no volvieron a ver a Grandor desde esa reunión. 

Casi cinco meses habían pasado desde la destrucción de la Tierra. El profesor reunió a todos los miembros del Grupo 7. Al parecer, Pax Universalis había dejado un mensaje entre varias señales esperando que los rebeldes la encontrasen.

Cuando todos los miembros estaban presente, hubo una sorpresa; el profesor había llamado también a Grandor. Todo el Grupo miró a Grandor con cara de asco.

-Esperó que no sea una tontería. Tengo una agenda muy apretada señor Tesla- dijo Grandor.

-Cuando vea esto se dará cuenta de que es algo importante.

El mensaje comenzó a reproducirse. Era un video. Al parecer había sido grabado en una especie de castillo. Una voz que ya conocían comenzó a hablar. Era la voz de SilverFox, aquel que general que había estado en Lugar Rencuentro.

-Esto es el Castillo abandonado situado a las afueras de la ciudad de Lugar Rencuentro. En este mundo se dejaron algo que ahora mismo está en este Castillo abandonado.

La cámara entonces giró enfocando a una persona desnutrida y con varias heridas en su cuerpo. Emily se quedó boquiabierta y comenzó a llorar mientras susurraba un nombre. Noelia, Demi, Sue y Selene estaban en shock al ver quien era. Era Leo.

La voz de SilverFox siguió hablando.

-Si lo queréis aquí lo tenéis.

El mensaje concluyo.

-Pues no sé porque es tan importante este mensaje- dijo Grandor.

-Es un amigo mío de la Tierra, la pareja de Emily, y aquel que se sacrificó en la Batalla de Lugar Rencuentro para que nosotros escaparemos: Leo- dijo Noelia.

-Hay que ir a por él- dijo Emily.- Hay que ir ya. Está medio muerto en el vídeo. Hay que ir a salvarlo.

-No voy a permitir que vaya nadie a por él- dijo Grandor con rotundidad.- Esta muy claro de que es una trampa. No voy a sacrificar a nadie por una persona.

-PERO ES NUESTRO AMIGO- dijo Noelia enfadada por querer hacer algo. Ella también sabía que era una trampa. Lo más seguro es que fuese la misma trampa de la que Luis le aviso.

-No es no. Entiendo como os sentís, pero si vais no volveréis- dijo Grandor.

-PUES IRÉ YO SOLA ENTONCES- gritó Emily desconsolada. Acto seguido salió corriendo de la sala.

Todo el Grupo 7 estaba en silencio. Nadie decía nada. Noelia salió detrás de Emily. La encontró a las puertas del bungaló y la convenció para que antes de hacer nada hablaran. 

Decidieron ir a hablar al Bar Ocaso, que a esa hora estaba vacía. Solo había un hombre en la barra.

Se sentaron en una mesa apartada y antes de que pudiesen hablar mucho, el resto del Grupo 7 entró y se sentó junto a ellas. El Profesor se dispuso a hablar:

-Sabía que Grandor reaccionaría así, pero él debía de saberlo también. Había una pequeña posibilidad de que nos ayudase. Pero bueno, nos tocará hacerlo solos.

>Supongo que a pesar de que Emily no quería luchar más, para esta batalla querrá estar- al escuchar esto, Emily asintió.- A base de esto he elaborado un plan para rescatar nosotros mismos a Leo. Yo me quedaré aquí en el Gran Verde para cubriros. Una vez que lleguéis a Lugar Rencuentro os dividiréis en tres grupos. Cid y Kane os quedareis en la nave por si hay que huir rápidamente. Liam y Alice iréis a la ciudad para ayudar a los habitantes en lo que podáis y eliminar a los miembros de Pax Universalis que estuvieran allí, aunque lo más seguro es que estén todos en el castillo. El último grupo será el de Noelia, Emily, Sue, Selene, Demi y Luna, quienes iréis al castillo y rescatareis a Leo enfrentado a Pax Universalis. En tres días partiréis hacia allí.

Así, Noelia cayó en la trampa de Pax Universalis. En tres días comenzaría una Batalla que marcaría una antes y un después. La Batalla del Castillo.