Etiquetas

miércoles, 17 de agosto de 2016

Capítulo 32: Reencuentro

Noelia, Emily y Luna subían hacía el Ala Oeste corriendo. Llegaron a una puerta que cuando se abrió se encontraron a varios miembros de Pax Universalis. Miembros que habían visto en Krinon.

Wei, la guerrera de las mil técnicas, junto a su aprendiz Myrana. También estaban las dos aprendices de Heia, el ángel, aunque ella no estaba, Melani y Raura.

-Vamos a tener que empezar sin Heia- dijo Wei.- Que pena que se pierda esta fiesta. Me pregunto dónde se habrá metido en vez de estar en su puesto de trabajo.

-Déjala, tenía cosas que hacer- dijo Raura con una voz impostada.

-Bueno, comencemos el festín- dijo Wei con ganas de acabar pronto.

De las cuatro miembros de Pax Universalis, Wei era la única que sonreía mientras que las otras tres chicas estaban con unas caras serias que reflejaban la contrariedad de luchar.

Noelia, Luna y Emily no se fijaron y rápidamente se pusieron en posición para el combate.

Rápidamente, Wei se dirigió con sus lanzas hacia las tres chicas, pero Noelia con un gran temple paro el ataque con facilidad. Wei se sorprendió al igual que las aprendices.

Noelia y Wei se quedaron a apenas unos centímetros mirándose el rostro la una a la otra, solo separadas por sus armas. Cada una haciendo fuerza para desarmar a la otra. Wei le dijo a Noelia ante esta situación:

-Veo que es verdad los rumores que corren sobre ti, los rumores donde te colocan a la altura de los Doce Guerreros.

-¿Y qué importa lo que digan los rumores?- le contestó Noelia.- Lo importante es lo que muestre en combate.

Wei ante esa declaración se rio y dijo:

-Me gusta tu actitud, una pena que no hayas querido unirte a nosotros.

Ambas utilizaron más fuerza logrando separarse y coger metros la una de la otra.

-¿A qué esperáis? Atacad- ordenó Wei a las aprendices.

Las chicas obedecieron a la oficial dirigiéndose las tres contra Luna y Emily. Myrana se centró en Luna. Luna se sabía defender bien de las ráfagas de viento que provocaba Myrana y lograba cegar sus ojos. A distancia, Luna ganaba con su poderosa magia. Sin embargo, cuerpo a cuerpo, no tenía nada que hacer ante la espada de Myrana.

Raura y Melani se centraron en Emily. Emily llevaba ya tiempo sin luchar y se enfrentaba en inferioridad numérica. Lo tenía difícil. A pesar de esto, Raura y Melani luchaban como distraídas, haciendo que Emily pudiese dar la cara ante estas dos rivales.

Noelia seguía luchando contra Wei en una batalla muy igualada. Era un poder muy parejo el que tenían las dos chicas. Lo único que ocurría era el choque de las armas de las dos chicas. La batalla la ganaría aquella que cometiese el primer fallo.

Emily, ante la superioridad numérica comenzó a retroceder, provocando que se interpusiera en la batalla de Noelia y Wei, obligando a Noelia a proteger a su amiga descuidando así su defensa ante Wei.

Wei vio la ocasión y se dirigió a hacer el ataque que acabaría con la batalla.

Una vez movio sus lanzas, vio como estas no habían dado a su objetivo, sino que había dado en un espadón y en una daga. Raura y Melani habían bloqueado el ataque de Wei.
Wei se quedó con cara de sorpresa.

Los ojos de Noelia y Emily que estaban cerrados ante la visión del ataque de Wei acercarse se abrieron para ver algo inesperado; dos miembros de Pax Universalis dándoles la espalda y salvándolas.

-¡QUÉ HACEIS!- gritó Wei.

Raura y Melani se transformaron en sus seres originales y abandonaron sus formas alternas y sus nombres alternos para siempre.

-Lo que debíamos hacer- dijo una chica de cabello castaño oscuro.

Noelia y Emily conocían esa voz.

-Ayudar a nuestras amigas- dijo una chica de pelo negro.

Noelia y Emily ya sabían quiénes eran y se levantaron con sus armas en mano. Cuatro contra una. Pelea ganada.

Aura y Michelle habían vuelto a su forma original.

Las cuatros chicas no pudieron aguantar mucho tiempo y se abrazaron con lágrimas en los ojos. Cuatro amigas separadas se rencontraban mucho tiempo después.

-Noe… Emily… es largo de explicar- comenzó diciendo Aura cuando se serenaron un poco.- Ahora no hay tiempo de explicaciones. Lo único que puedo hacer es prometer que no volveré a servir a Pax Universalis y que reniego de mi otra forma. No tengo que esconderme más.

-Estoy en todo de acuerdo con Aura- dijo en esta ocasión Michelle.- Tenemos que dar la cara y no ocultarnos más. Estamos listas para luchar.

Las cuatros chicas dejaron las emociones a un lado y se encararon a Wei.

-Traición…- repetía una y otra vez Wei.- Esto… esto no se va a quedar así. Voy a avisar a los demás que están en la Sala Principal del castillo. Os arrepentiréis de haber traicionado a Pax Universalis.

Wei salió corriendo por las escaleras que estaban al otro lado de la sala y que subían.

-Mierda…- dijo Noelia.- Me alegro de ver que estáis bien y tengo muchas preguntas para vosotras pero ahora hay centrarse en Wei, si llama a más miembros tendremos complicado ganar la batalla. Vamos ya.

Se dirigieron a las escaleras para ir a por Wei, pero algo se les interpuso; Myrana. Se habían olvidado de ella y de Luna. La pelea de Luna y Myrana se había frenado en cuanto Aura y Michelle pararon el golpe de Wei y solamente fueron testigo de lo ocurrido.

Luna se unió a las cuatro chicas que estaban enfrente de Myrana y de las escaleras.

Noelia, Emily y Luna se colocaron en posición de batalla mientras que Aura y Michelle se quedaron normales, como si no fueran a pelear.

-¿Qué hacéis? ¿No pensáis luchar?- preguntó Noelia a Aura y a Michelle.

Estas dos ignoraron lo que dijo Noelia.

-¿De verdad vas a seguir con Pax Universalis?- le dijo Michelle a Myrana.

-¿Vas a luchar contra nosotras?- pregunto Aura.- No te escondas más ante nosotras.

Myrana ante estas palabras soltó unas lágrimas.

-¿Por qué? ¿Por qué traicionáis a Pax Universalis? ¿Por qué lucháis contra algo que busca un bien mayor?- dijo Myrana con una voz que reconocía Noelia.- No pienso traicionar a Pax Universalis. Me enfrentare a quien haga falta por ellos. Pero lleváis razón en una cosa, ya no me hace falta esconderme de vosotras o de nadie. Esta soy yo y estoy orgullosa de ser miembro de Pax Universalis.

Myrana abandonó ese nombre y esa forma recuperando su forma y nombre originales.
Noelia se sorprendió… alguien con su mismo apellido y misma sangre había aparecido. Emily no podía creerlo.

Naryam Electus, prima hermana de Noelia Electus, se encontraba en frente como enemigo.