Etiquetas

miércoles, 31 de agosto de 2016

Capítulo 36: La Luz En La Oscuridad (III)

Noelia cayó de rodillas impactada por todo lo que acontecía.

Luis con la mirada baja no se atrevía a mirar a Noelia a los ojos.

Aura soltaba unas lágrimas de felicidad al volver a ver a su amigo.

Selphie y Xavier frenaron del todo su batalla, Luis había vuelto.

Entre los rebeldes reinaba el silencio y la confusión sobre lo que estaba pasando.

Blade dibujó en su cara una media sonrisa. Ya no tendría que proteger a Noelia.

Luis fue quien rompió el silencio, quien seguía sin atreverse mirar a los ojos a Noelia ni al resto de sus amigos:

-Lo siento… Nunca he querido que nadie supiese de esto, nunca he querido que sepan que yo soy el temerario Lar capaz de hacer lo que haga falta por su objetivo. No me quedaba otra. Pax Universalis me tenía entre la espada y la pared. Sabían que tú estabas viva y lo utilizaron para utilizarme. Si no les seguía, irían a por ti. No tenía opción. Decidí seguir hasta saber cómo recuperar la Tierra y hasta saber dónde estabas. Cuando te encontré, tuve claro que en la base de los rebeldes estarías a salvo, por eso te visité. Sabía la ubicación de la base gracias a que en una misión lo averigüe. Solo buscaba convencerte para que no salieses de la base. Allí estabas a salvo y yo podría abandonar a Pax Universalis y destruirlos. Sin embargo tú estabas empeñada en luchar… y si luchabas podrías morir. Es por eso que seguí en Pax Universalis, para asegurarme que seguirías con vida.

Tras este discurso el silencio volvió a reinar aquella habitación. Nadie se atrevía a hablar. Todo el mundo estaba confuso.

Luis, al ver la nula reacción de los demás, decidió continuar hablando:

-Yo… yo he hecho cosas de las que me arrepiento mucho… y no hay día que pida disculpas por mis hechos. He sufrido mucho haciendo lo que he hecho pero… pero tenía motivos para hacerlos. Uno, proteger a Noelia, y dos, evitar que Aura o Michelle o quien fuese hiciese esas misiones horrorosas que yo hacia como Lar; si yo hacía esas misiones, ellos no las harían. Decidí sacrificarme por el bien de mis amigos. Ese ha sido mi pecado del cual pido perdón, aunque no tengo esperanza de que las aceptéis. He sido cruel y malvado. No merezco el…

No pudo terminar su discurso. Noelia se había acercado por detrás suya y le abrazaba con gran fuerza mientras las lágrimas no paraban de brotar de sus ojos. Ahora ella lo entendía todo. Luis se había sacrificado por ella y por la Tierra. Las dos conversaciones que tuvo con Luis en el Gran Verde ya cobraban sentido. Todo. El hecho de protegerla a distancia, el hecho de que supiese utilizar los portales oscuros… todo. Y seguramente Aura y Michelle también se habían unido a Pax Universalis para recuperar la Tierra. Y su prima Naryam también estaría por eso, aunque ella se haya quedado con ellos, Naryam busca el regreso de la Tierra.

-Te perdono tonto- dijo Noelia sin poder parar de llorar.

-No me merezco tu perdón- dijo Luis quien también lloraba y le devolvió el abrazo a Noelia.

Cuando los dos se separaron, Luis dejo a sus espaldas a Blade y vio a toda esa gente. Vio a Michelle, a Aura y a Emily emocionadas por lo sucedido. Vio a Selphie y a Heia sonriendo por dejar de ser Lar. Vio a Xavier con cara sorprendida. Dio la vuelta a su cabeza y vio a Blade sonriendo por volver a verle.

-Luis, te estamos esperando. Estamos esperando a que te unas a nosotros y enfrentar de una vez a Pax Universalis, aquellos que nos han hecho hacer misiones tan desagradables. ¿A qué esperas?- dijo Aura a Luis.

-Una persona que oculta su nombre usando sus siglas es que quiere que le encuentre pronto. Lar… o más bien Luis Ace Ray- dijo Michelle.

Luis ya lo tuvo claro. Su decisión estaba decidida y su destino marcado:

-Si así lo queréis, tenemos mucho trabajo por delante. Aún nos queda bastante para terminar. Comencemos una guerra contra Pax Universalis- dijo Luis decidido y sin miedo a nada.

-Bueno, entonces creo que ya he terminado yo aquí- dijo Blade.- Sois demasiados. Me habéis vencido pero prometo una cosa, ganar nuestro próximo encuentro y hacer que Pax Universalis consiga su objetivo- dijo Blade con una sonrisa en su cara. Acto seguido, se marchó por un portal oscuro.

Ya solo quedaba un miembro de Pax Universalis en aquella sala, Xavier, y no tardó mucho en hablar:

-Yo os aprecio mucho a la mayoría de aquí… sois mis amigos y la persona que amo… pero mi antiguo ser murió, los rebeldes lo mataron y pienso luchar contra ellos para que Pax Universalis consiga la paz universal. No pienso luchar más hoy, pero tened claro que si nos volvemos a enfrentar, seremos enemigos y ya no más amigos o pareja. Lo siento pero es así. Vuestra muerte llegará la próxima vez que nos veamos. En cuanto a ti, Selphie,- dijo Xavier mirando ahora únicamente a la chica de pelo azul- me has decepcionado. Pensaba que me querías y que siempre estaríamos juntos, pero en vez de eso me traicionas.

-No te he traicionado a ti, sino a Pax Universalis. Por favor ven con nosotros- le interrumpió Selphie a Xavier.

-No iré con vosotros. Traicionar a Pax Universalis es como si me traicionáis a mí- dijo Xavier justo antes de desaparecer por un portal oscuro.

Selphie se quedó muy tocada con esas palabras, pero Selphie era una chica fuerte, ella estaba decidida a seguir adelante ocurriese lo que ocurriese.

-Entonces…-dijo Noelia.- Luis, Aura y Michelle habían estado con Pax Universalis por obligación. Xavier se unió por vengarse de los rebeldes. Mi prima Naryam se unió por obligación pero con el tiempo la idea de la paz universal entró en su cabeza. ¿Me equivoco en algo o me he saltado algo? Esto es muy lioso. Mucha información de golpe.

-Todo eso está bien- le dijo Aura.- Pero falta algo más. Guido también fue obligado a unirse a Pax Universalis.

-¡Qué guay!- dijo Noelia con emoción al saber que otro amigo suyo seguía vivo.- ¿Y dónde está?

-Él… bueno… él está como Naryam. Cree en los ideales de Pax Universalis- dijo Aura con tono triste.

-Ah, bueno- dijo Noelia cortada. No comprendía como gente que ella conocía podía haber cedido ante Pax Universalis. Su ideal era bueno, pero no sus métodos.

-Bueno, hay que seguir adelante- dijo Emily quien con tanto refuerzo sus ganas de seguir luchando habían crecido y creía en poder rescatar a Leo.

-Sí, aún nos quedan varios enemigos que enfrentar, los más poderosos que hay en todo el Castillo, Saix uno de los oficiales más fuertes y dos generales. La verdadera batalla acaba de empezar- dijo Heia.

-Nosotras no seguimos- dijeron las gemelas Sue y Selene a la vez.- Estamos muy malheridas y seremos más un estorbo que ayuda.

-No podéis salir del castillo solas- dijo Selphie.- Hay un ejército de shadows en la planta baja para evitar que escapéis.

-Yo las acompaño- dijo Aura.- Estoy también cansada y no podré ayudar mucho. Además de que vais muchas personas y más fuertes que yo, no necesitáis mi ayuda. Las acompañaré y me desharé de las shadows.

-Está bien- dijo Heia.- Tened cuidado.

-Demi, tú también estás cansado y malherido. Deberías irte con ellas- le dijo Noelia a Demi.

-No pasa nada, estoy bien. Gracias por preocuparte por mí- dijo Demi.

Los chicos que quedaban bien para seguir el combate estaban decididos en ganar.

Demi nervioso con ganas de seguir adelante.

Luna estaba nerviosa y confusa con lo ocurrida pero con la idea clara de que la única opción era seguir adelante.

Selphie estaba triste por lo ocurrido con Xavier, pero con ganas de acabar con esto de una vez.

Heia tenía ganas de acabar con Pax Universalis.

Michelle quería vengarse por su mundo, por sus amigos y por haber sido utilizada.

Emily solo pensaba en como cada vez estaba más cerca de su amado Leo.

Noelia estaba en un estado perfecto y se sentía imparable con Luis al lado suya.

Luis pensaba averiguar ese mismo día el método de cómo recuperar los mundos destruidos y poder acabar con Pax Universalis. Solo pensaba en seguir adelante.

Este grupo de ocho personas siguió adelante hacías las torres donde la verdad les espera.